¿Desde cuándo comenzó a sospechar que usted era zombie?

15/7/10

una de esas veces.

Confieso ser una shopaholic... no es mi culpa, mi abuela es así, mis tías, mis primas, mi hermana, mi mamá, todas somos así.
En fin, me encontraba en una tienda departamental, y quería un bra nuevo. Y como se encontraban en especial tomé varios y me fui a buscar a mi madre para decirle que ya estaba lista para pagar.
En el camino unos tontos niños que andaban corriendo por toda la tienda porque sus nacos e irresponsables padres (una persona naca para mí es alguien falta de modales) no les estaban prestando atención, se precipitaron contra mí lastimándome la muñeca, y ante mi grito de dolor ninguno volteo a pedirme disculpas... unos nacos.
Por eso a partir de ese momento no volveré a ver feo a los padres que traen a sus hijos con correas como de perrito, ahora veré a los niños con cara de "algo has de haber hecho para merecerlo".
En fin, refunfuñante, pero sin perder el glamour eso sí, seguí buscando a mi dadora de vida.
De pronto sentí una fuerte mirada sobre mí, bueno, no era directamente hacia mí, sino a mis nenas...
Verán, la cosa es así: me paseo por la tienda con un bra en la mano (en realidad el número no importa) y los hombres dirigen su mirada a la prenda que cargo, después miran al lugar donde debería ir esa prenda, hasta que se dan cuenta de que los observo con mi famosa mirada de "qué quieres maldito degenerado", se sonrojan y tratan de perderse. Entramos entonces en un momento incómodo más.
Años de experiencia me respaldan, siempre es igual.

2 comentarios:

  1. Jajaja... muy mal lo de los niños. ¿Ya está mejor tu muñeca? Y sobre los hombres.... se dice que puedes ver 5 seg el busto de una mujer sin que se de cuenta... más de ese tiempo seré evidente. Ya con práctica y siendo todo un master puedes verlos hasta 7 seg!!! JAjajaja

    YoSabina

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4/9/10 14:13

    mi reyna.. es inevitable no voltear a ver tus nenas... no los culpes, una cosa es que sean nacos y otra que sean de piedra... Lili!

    ResponderEliminar